Granitos de arena, gotitas de humedad forman grandes montes y el inmenso mar…

Sabías que de un árbol salen más de un millón de fósforos y se necesita un solo fósforo para quemar más de un millón de árboles?

Por Paola Lizama Silva

El gran motivador Estadounidense Anthony Robbins señala que nos convertimos en lo que hacemos repetidamente, el problema es que no nos damos cuenta de las pequeñas cosas que hacemos. De forma inconsciente vamos construyendo resultados y consecuencialmente definiendo nuestra personalidad gracias a las pequeñeces, por lo mismo es necesario tomar conciencia de nuestros pequeños actos. Cada pequeño acto establecerá pequeñas causas y estas pequeñas causas van a generar grandes consecuencias, es decir, si hoy como un trozo de pizza, no hará gran diferencia, pero si cada día de un año completo, me como un trozo de pizza, indudablemente mi salud se verá perjudicada gravemente.

Por su parte, Benjamin Franklin indicaba que “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, con pequeñas cosas que ocurren todos los días”

Cada pequeño acto importa ya que al sumarlos, tendremos como resultado un gran día. Si!!!! Un día cualquiera se compone de pequeños momentos que estamos viviendo. Poder tener consciencia y dedicar atención exclusiva en todo lo que realizamos nos proporciona tranquilidad y estabilidad. Además de pleno disfrute del aquí y ahora.

El reconocer nuestras debilidades y fortalezas nos permite conocernos, aceptarnos y superarnos a nosotros mismos, tomar control de nuestras emociones y decidir la estrategia a utilizar en el ámbito que consideremos necesario.

En esta oportunidad quiero invitarte a que cada vez que hagas una actividad, o alguna tarea sencilla, como lavarte los dientes, conducir, escuchar y hablar con alguien, prestes atención exclusiva a lo que estás haciendo. De esta forma podrás descubrirte con una mirada nueva. Recordando que en lo pequeño está lo grande.

Retomemos la sabiduría infantil:

• Observemos con la maravillosa CURIOSIDAD cada uno de nuestros actos, sin juzgarlos.

• Prestemos atención a las sensaciones físicas que presenta nuestro cuerpo y disfrutemos de ellas.

• Seamos consciente de cómo cambia nuestro mundo si dejamos de estar en automático y empezamos a prestar atención a nosotros mismos y a nuestro alrededor.

• Valoremos los pequeños gestos de los demás, aunque sea una palabra, una mirada o una sonrisa, todo cuenta.

Como el titulo indica: “Granitos de arena, gotitas de humedad, forman grandes montes y el inmenso mar”, recuerda entonces, que dando valor a las pequeñas cosas de tu vida, tu pensamiento se abre y expande otorgándole a tu corazón toda su frescura. El problema no es lo que te pasa, es como reaccionas a lo que te pasa, ponte los lentes de la belleza, encuéntrala, disfrútala y compártela donde quiera que vallas.

Tu amiga y compañera de camino.

En cuanto a ti

Necesitamos saber como vemos el mundo hoy en día y como nos vemos nosotros mismos.

Por Claudia Llaneza Larraín

Muchos estamos tratando de volver a las medicinas naturales, buscando por internet cuanta hierba existe en la naturaleza, para poder calmar los males físicos, mentales y del alma. Olvidando lo principal de nuestro entorno, lo que queremos y de la manera que nos estamos comunicando entre nosotros, y con nosotros mismos.

Es decir, estamos en una contradicción absoluta de lo que queremos y hacemos.

No vivimos solos, ni mucho menos para nosotros mismos, ya que necesitamos del otro para continuar la vida humana. Es claro que todos lo sabemos. El problema está en que nos hemos desilusionado de nuestra raza, no nos creemos y nos engañamos.

¿Qué ha pasado con nosotros? Nos hemos aburrido de nosotros mismos…

Hemos tenido mucha información a través de las redes sociales y ya nada nos asombra. ¿Sería mejor una mentira o vivimos engañándonos?

Eso de que somos engañados es mentira. Simplemente estamos resignados como mendigos ante un sinfín de posibilidades de nuestros derechos, que hacemos valer de mal manera como cavernícolas furiosos.

La tecnología está matando las neuronas del comportamiento humano, seguramente se adelantó y no estábamos preparados para dar un buen uso de ella. Por esto, no sabemos sociabilizar y menos entender al otro, o por lo menos escuchar y analizar sus puntos de vistas.

Un buen ejemplo es no poder escuchar una supuesta conversación política, quedando perplejos ante tanta arrogancia de quién dice la peor agresión.

Por otro lado, una publicidad de un teléfono móvil para un niño menor de seis años, ¿será la única forma de comunicarse con sus pares y su familia?

Hemos llegado al límite de toda desconfianza humana, confiando más en las idioteces de un mal uso de la tecnología.

Junto con esto, tenemos que estar a tono con la tecnología, por esta razón debemos repasar la estructura, es decir el cascarón eternamente jóvenes por siempre, siendo un problema las neuronas envejecidas. (sonrisa)

Ya estamos en una nueva era, con ( FVI ) la perfección que buscas de la raza humana, me refiero a la Fecundación In Vitrio compuesta de espermatozoides, ovocitos y un tubo de vidrio, para luego preparar al nuevo ser humano en un laboratorio. Lógicamente no todos tendrán acceso a la nueva raza humana, ya que el precio estándar es cercano a los 5 millones por ciclo de fecundación, de hecho la mayoría de quienes recurren a ellos son parejas adineradas, profesionales y con un alto nivel cultural.

Transformando la raza humana en una supuesta perfección mediática, que a través del tiempo volverá a ser tan imperfecta como lo ha sido hasta nuestros tiempos. Nuevamente se produce una contradicción de aquellos que desean formar una familia con hijos y optan por la adopción, donde su deseo queda frustrado por miles de requisitos que imponen casi sacando una radiografía de pies a cabeza.

Muchos de nosotros hemos conocido casos de madres que han sido separadas de sus hijos después del largo camino con sus hijos no biológicos, porque la ley ha determinado distintas razones poco contundentes, que pesa muy poco al lado del amor reciproco entre ellos.

Volviendo a las plantas medicinales o hierbas naturales, han pasado a ser una buena alternativa para adormecer y tranquilizar nuestros grandes problemas sociales.

NO OLVIDES EL ROMERO Y LA MELISA PARA EL ESTRÉS, Y CANELA CON MAGNESIO PARA LA PRESIÓN.